Noviembre

Noviembre llegó.

Las hojas comienzan a caer, los cálidos días empiezan a enfríarse y el sol parece tan cansado que cada día tiene menos fuerzas para honrarnos con su presencia. Los pajaros emprenden su huída mientras otros animales buscarán cobijo, nosotros observamos como todo cambia.

Las nubes, en el frío cielo, comienzan a ser más negras. El agua empapa las calles, los campos, los cuerpos de aquellos que despistandos olvidaron que el verano acabó. Un estraño sentimiento comienza a llenar los corazones de los que añoran los días de calor, de los que necesitan la calidez del sol sobre la pie y la brisa calida que acaricia con suavidad la cara.

Ahora tan solo pequeños rayos de luz se flitran entre aquellas nubes que amenazadoras parecen reunirse para comenzar su humedo ataque. La brisa se convierte en viento, en viento frío que empuja a buscar el abrigo del hogar.

Atrás quedaron los placenteros paseo que ahora son sustituidos por tristes miradas a través de la ventana. Y todo seguirá cambiando. El ambiente será aun más gélido y la luz que perderá su fuerza se cansará cada día un poco más.

El invierno se prepara. Frío, duro, extremo. Llegará y congelará nuestras almas.

[Tweet “El invierno se prepara. Frío, duro, extremo. Llegará y congelará nuestras almas. #Artealizando http://wp.me/p5eWI7-8w”]

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »
A %d blogueros les gusta esto: