Estatua de Don Pelayo

Subiendo hacia el santuario de Covadonga, en la explanada de la Basílica de Santa María la Real, nos encontramos con la imponente estatua de Don Pelayo, realizada en bronce en 1964 de manos de Eduardo Zaragoza.

 

Don Pelayo, representado como un fuerte guerrero, parece jalearnos desde su pedestal que sigamos luchando por lo que nos propusimos, por lo que consideramos nuestro. Su gesto endurecido pero tranquilo nos recuerda el valor que todos llevamos dentro y nos invita a resistir. Sus fuertes piernas, su espada y la cruz de la victoria tras él no son más que la muestra de como un territorio tan natural como duro, tan bello como impredecible, tan valiente y siempre con ganas de vivir, se mantiene en el tiempo recordándonos que nuestras batallas, sean grandes o tan solo escaramuzas, sean recordadas como grandes victorias o como pequeños altercados sin importancia, son las que construirán nuestras formas, nuestros sentimientos.

 

Estatua de Don Pelayo Inscripción - Artealizando.com - Fotografía: @mmaestror
Estatua de Don Pelayo Inscripción – Artealizando.com – Fotografía: @mmaestror

 

En el pedestal una inscripción: “Nuestra esperanza está en cristo. Este pequeño monte será la salvación de España. Crónica de Alfonso III”. Quizá esta frase, sin entenderla de forma literal, olvidando la historia oficial y siguiendo la leyenda, hablo de esas leyendas que sin saber si son o no reales suelen avivar nuestros sentimientos más que cualquier otra cosa, quizá, nos muestre la gran esperanza de que ese refugio al que señala Don Pelayo, un lugar duro y difícil, frío y húmedo, nos hará llevará a lo que tanto ansiamos .Es cierto habrá que luchar y que las armas de las que disponemos son precarias pero ganaremos, venceremos los miedos, las injusticias y conseguiremos nuestro noble fin.

 

Su nombre quedó grabado a fuego en nuestros corazones como él que nos llevó al cambio, a volver a ser nosotros. A entender que nuestra valía es la suficiente como para luchar por lo nuestro, como para luchar por el que va a nuestro lado. No importa cuantos seamos ni si estamos preparados, tan solo no rendirse es nuestro último fin.

 

 

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »
A %d blogueros les gusta esto: