Iglesia Katholicon del Monasterio de Hosios Lukas, Grecia

La Iglesia de Katholicon perteneciente al conjunto arquitectónico del Monasterio de Hosios Lukas, situado sobre el monte Helikonas en la ciudad de Arachova, Grecia.

 

Esta construcción, en la cual descansan los restos del santo Lukas Steiris, al que está dedicada, se realiza en el siglo XI con el gobierno de la dinastía Macedonia y encuadrándose en el periodo conocido como la Segunda Edad de Oro del arte Bizantino que se extiende desde el año 843 al 1204.

Apreciamos en ella varios rasgos definitorios de la arquitectura religiosa de la Segunda Edad de Oro del arte bizantino. Está realizada en una fábrica mixta de piedra y ladrillo que la dota de policromía, como podemos observar en la realización de los arcos a base de hiladas de ladrillo dispuestas radialmente, así como en el uso mixto de ambos materiales en el muro. En este encontramos también, vanos decorados con arcos de medio punto germinados que envuelven las ventanas cubiertas por celosías, lo que confiere a la portada mayor plasticidad tanto en su articulación como en su decoración, algo que en periodos anteriores de este mismo arte no ocurría, ya que no se dotaba a la fachada de las misma importancia. Sin embargo, estas características propias del arte bizantino, no interfieren en la dotación de carácter sobrio al edificio, el cual gracias al uso de la cúpula como elemento de cubrición le confiere una gran verticalidad.

Otra de las características del periodo al que se adscribe esta edificación, que también propulsa la verticalidad, es el uso del tambor para la sobreelevación de la cúpula. Su perforación crea en el interior un juego de luces y sombras. Intuimos en la imagen, que esta iglesia de pequeñas dimensiones, de veintiséis por quince metros, posee una planta centralizada de cruz griega inscrita en un cuadrado precedido por otro elemento básico en la arquitectura bizantina como es el nartex.

La bóveda antes mencionada, se encuentra situada en el centro de la cruz, siendo este el lugar más importante de la edificación, y bajo esta, las pechinas que permiten el paso de la forma circular de la bóveda a la cuadrada formada por los paramentos sobre los que se apoya. Esta característica la observaremos en todos los periodos del arte bizantino. Cabe destacar como construcciones como esta mostrarán un preludio del románico con el uso de contrafuertes para la compensación de fuerzas entre los elementos sustentantes y sustentados.

Fotografía principal: creative commons licensed ( BY-SA ) flickr photo shared by OleWeb

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »
A %d blogueros les gusta esto: