Y el año termina

Como cada año en estas fechas hacemos balance de lo que ocurrido y como en muchas ocasiones vemos como muchos sueños se quedaron atrás. Para algunos porque se cumplieron, para otros porque ya nunca se podrán realizar, aunque para la gran mayoría pasarán a ser una de esas metas a conseguir en el año siguiente. En mi caso, y posiblemente en el de otros, el final de periodo solo será un soplo de aire fresco que, posiblemente, como esa brisa veraniega refrescará el infernal calor de forma momentánea.

Quizá nos centramos demasiado en nuestros deseos y reacciones, lo que consideramos que nos hizo felices y lo que nos entristeció pero realmente, hoy, solo quiero recordar a todos aquellos que me ayudaron en mis tropiezos, a los que me vieron en el suelo y decidieron que no valía la pena molestarse por tan poco, a los que no se atrevieron a mirar y sobre todo a aquellos que desde un lugar más profundo era imposible que me vieran, porque de todos ellos hay algo que aprender y algo que, de una manera u otra, enriquecerá mi forma de ver el mundo. Quiero entender todas las actitudes porque, en general, van acompañadas de tantos momentos, sentimientos y situaciones que desconocemos que hacen que confundamos su por qué. Así que mi deseo para todos es que puedan ser comprendidos y acompañados, tanto en la felicidad como en la tristeza, por aquellos que siempre estuvieron y por los que han de venir.

Este año fue duro para muchos y dulce para unos pocos, pero sin importar su suavidad y dureza como siempre, estas fechas, traerán a nosotros recuerdos de aquellos que se fueron, de momentos en los que la felicidad parecía que nunca terminaría y también de esos momentos que pensamos que nunca superaríamos. Este final creará experiencias y momentos que quizá solo cuando el año siguiente llegue a su fin comprenderemos plenamente pero sobre todo nos brindará una escusa para recordar que los inicios siempre traen un extra de esperanza.

Así que para todos, los buenos y los malos, los que son felices y los que viven en la tristeza, para los que perdieron la esperanza y para los que se enfrentan a la vida con ilusión, para los que aun tienen fuerzas para luchar y para los que cayeron, para los que llevan en la vida mucho tiempo y para los que acaban de llegar, para los que llegarán, os deseo que pase lo que pase, ya sea bueno o malo, el año que viene en estas mismas fechas podáis volver a hacer balance de este año que hoy aun está por llegar.

Nos vemos en 2015

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »
A %d blogueros les gusta esto: