El Sarcófago de los esposos

“El Sarcófago de los esposos” es una escultura de busto redondo realizada en cerámica que  fue encontrada en la necróplis de Banditaccia, en Cerveteri.

 

Fue encontrado en la necrópolis de Banditaccia, en Cerveteri, junto a otra muy similar a la que se conoce con el mismo nombre.  Actualmente se conserva en el Museo del Louvre. Está datada aproximadamente entre el 520 y el 510 a.C y pertenece al periodo arcaico de la cultura etrusca.

En esta obra, que aun conserva parte de su policromía, vemos representado un matrimonio de ojos almendrado. Los esposos se hayan recostados sobre el kline, banco de origen oriental, ornado cojines en forma de odre de vino y paños. La figura masculina, barbada y de cabellos largos, aparece con el torso desnudo, mientras que la femenina se presenta completamente vestida, incluyendo zapatos en su atuendo. En la cabeza porta un tocado, que oculta parcialmente el cabello que cae en forma de trenzas sobre el pecho. Ambos se muestran en actitud cariñosa.

La función de este sarcófago era la contención de cenizas del difunto representado. En el se evoca el ritual funerario del banquete en el que participan tanto hombres como mujeres, ya que, para la cultura etrusca las mujeres tienen un papel relevante en la sociedad, al contrario de lo que ocurre en otras culturas de la época. Concretamente se representa la parte el ritual en el que la fallecida hace una ofrenda de perfume, vertiendo unas gotas de este en la mano de su marido que la abraza tiernamente.

Esta escultura, posee rasgos griegos, como puede ser los ojos almendrados, la sonrisa arcaica o la forma de tratar los pliegues. Sin embargo, la temática es puramente etrusca, así como la desproporción dada al busto, con motivo de subrayar su importancia a la hora de identificar al representado. Su realización, posiblemente recayera sobre un taller griego ubicado en territorio etrusco, ya que durante el siglo VI a.C. se produjeron migraciones de estos artesano al encontrar en esta zona un grueso de trabajo importante, ya que sus habitantes tenía una gran afición por el lujo y la decoración.

 

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »
A %d blogueros les gusta esto: