Kouroi y Korai

Kouroi y Korai: orígenes, influencias, significado y su papel como modelo de la escultura griega clásica.

 

Los kouroi, esculturas de bulto redondo típicas del arte de la Grecia Antigua, son representaciones masculinas en las que se muestra el ideal de perfección física del hombre de la época, en las cuales la belleza y la juventud son dos características indispensables. Son figuras que no poseen rasgos definitorios propios de ningún personaje, aun que seguramente para su realización se basaron en diversos modelos reales, eligiendo de cada uno la parte considerada más bella y perfecta. Es destacable como estas figuras están realizadas con un alto grado de naturalismo. En su primer momento de desarrollo, esta estatuaria resulta muy estática, sin embargo, esto cambiará con el tiempo llegando a tener estas representaciones un dinamismo destacado. En todas estas esculturas se repiten unos rasgos comunes como son la desnudez, la posición de la cabeza alta y erguida, así como la mirada siempre al frente.

Por otro lado, las korai son también,esculturas de bulto redondo, del mismo periodo que sus homólogas masculinas. En ellas se plasma a mujeres jóvenes, bellas y que muestran gran recato. En sus inicios, también se caracterizan por el estatismo pero como en los kouroi esto cambiara.

Este tipo de escultura se origina y desarrolla en la Grecia Arcaica, siendo la base de la escultura griega clásica. A través de ellas los griegos realizan un importante estudio de la figura humana. Hayan su base en la estaturaria de culturas como la siria, la fenicia o la egipcia pero siempre con un estilo propio claramente reconocible.

Es un arte  de carácter religioso que busca la armonía y la belleza tan características en la escultura griega a partir de ese momento. Con el tiempo se buscará dotarlas de dinamismo y vida. Nos encontramos con que estas esculturas, tienen algunos puntos en común con su homologas egipcias, como los puntos de vista limitados, siendo los más típico el frontal y el dorsal, sin embargo, se diferenciaran de estas, en no poseer losa trasera que las sustente. Además, los kuroi suelen representarse desnudos, algo que nunca antes había ocurrido.

Este tipo de estatua se creó para ser situada en las tumbas o en espacios al aire libre cercanos a los templos como ofrendas. Se realizaron en mármol, en los periodos correspondientes con el estilo dedálico y el arcaico, para después pasar a realizarse preferentemente bronce, en la época de transición al estilo clásico, usando para ello la técnica de cera perdida. Desgraciadamente se conservan pocos originales, perteneciendo casi todos a la época arcaica. En un principio, estas representaciones resultaban tremendamente estáticas y algo geométricas, pudiendo ser debido tanto a los materiales, como a la falta de estudio en la representación del cuerpo humano.

Los kouroi, en época arcaica con el estilo dedálico, son representaciones cúbicas y frontales, rígidas y estáticas, además de la utilización de formas simples para la definición de los detalles, véase una pronunciada y geométrica distinción muscular. Otras características de este periodo son los hombros anchos, los puños cerrados, el ligero adelantamiento de la pierna izquierda, la rotulas muy marcadas, los ojos abombados, las orejas en forma de voluta y el pelo realizado a base del trazo de líneas de inspiración egipcia. Tras el estilo dedálico, se inicia el estilo arcaico, en que las figuras se suavizarán y poco a poco se ira buscando un mayor realismo en ellas. Ya no serán tan hieráticas y las formas corporales comenzarán a normalizarse, por ejemplo, las clavículas comenzarán a colocarse de manera correcta. Con este estilo aparece un rasgo muy característico de estas figuras como es la sonrisa arcaica, ligera sonrisa forzada, considerada como el primer paso del estudio de la representación de la vida y el carácter humano de este pueblo que tan importante ha sido para el arte. Poco a poco, las formas se suavizarán y se alargarán mostrando una representación muscular más creíble, así como también, cambian las formas de representación del pelo, siendo este más elaborado, y apareciendo por primera vez las representaciones barbadas. El estilo arcaico final, ademas de suavizar las incisiones que marcan la musculatura haciéndola más creíble, ejecuta las formas más sinuosamente. Como ya se ha comentado, se refinará el tratamiento del cabello, pero no será hasta más adelante cuando este se represente corto. Durante la época de transición al estilo clásico, durante el periodo severo culminará la evolución de este tipo de figuraciones. Es también, en este periodo, cuando se comenzarán a realizar en bronce, lo que permitirá una acabado más suave. Ahora, nos encontramos con figuras plenamente realistas y llenas de vida. Por primera vez se utiliza el contraposto, que consiste en el adelantamiento de una pierna de forma que el peso de la figura recaiga en esta, así, la otra pierna aparecerá flexionada. Para la realización correcta del contraposto, los hombros han de girar ligeramente en sentido contrario a la pierna adelantada. Esto no se conseguirá desde el principio, para lo cual realizaran un ligero giro de cabeza que muestra algo más real la postura. La musculatura ya será representa fielmente, dotándola de gran suavidad. Será ya con el estilo clásico, cuando las esculturas griegas adquieran esa libertad de movimiento que las caracteriza.

Las korai, aparecerán vestidas de acuerdo al gusto del momento y el lugar, mostrando su dignidad a través de su recatado atuendo. Estas figuras se cubrían de policromía, sin embargo no se conservan apenas restos de esta decoración. Al igual que sus compañeros masculinos poseían en principio, un sonrisa arcaica que fue evolucionando hacia un expresión de interioridad. La representaciones más antiguas tienen las manos recogidas sobre el pecho expresando recogimiento, sin embargo, al ir evolucionando acabaran interactuando con el espectador al alargar su mano portante de una ofrenda. En un principio, la anatomía de estas figuras se encuentra escondida por la vestimenta, pero poco a poco irá trasluciéndose a través de esta en el arcaísmo tardío. También en este periodo, se avanza hacia una representación más cuidada y fina de las vestimentas, de los adornos y del peinado, encontrándonos ya con gran variedad de expresiones que distan mucho de la arcaica sonrisa forzada.

Estas representaciones, tanto las masculinas como las femeninas, serán ese ensayo necesario para llegar a la magnifica estatuaria clásica griega. La evolución en la musculatura, el movimiento y la expresión, así como, el pormenorizado estudio de la anatomía, son imprescindibles para la consecución de obras posteriores. De este modo, los antiguos griegos conseguirán evolucionar del hieratismo heredado de otras culturas a las figuras realistas y llenas de vida que marcarán el devenir del arte en periodos muy posteriores.

 
Fotografía principal: creative commons licensed ( BY ) flickr photo shared by Sharon Mollerus

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »
A %d blogueros les gusta esto: