Gran Mezquita de Kairuán - Artealizando.com

La Gran Mezquita situada en Kairuán, en Túnez, se encuadra dentro de la arquitectura religiosa del arte islámico en el periodo Aglabí que se desarrolla del año 800 al 908, siendo esta realizada entre el 836 y el 875.

 

Se levanta sobre una antigua mezquita construida en el año 670 que fue destruida en la época Ablasí y reconstruida a mayor escala, diecisiete naves por ocho cuerpos, debido al aumento de la población por los aglabies. A lo largo del tiempo ha sufrido numerosas modificaciones pero a pesar de ello sigue siendo una de las muestras más significativas de este periodo artístico.

Nos encontramos ante una aljama que posee un gran sahn o patio porticado con arquerías medio punto de herradura de ritmo uniforme sustentadas con dobles columnas y enmarcadas por el alfiz. Al fondo se desarrolla el haram o la sala de oración, a la cual se accede a través de un arco mayor, flanqueado por otros menores, que llevará al mihrab, recordando esta estructura a los arcos del triunfo romanos. Esta entrada marca la planta de esquema en T, también utilizada en la Mezquita del barrio de Abu Dalaf del periodo Abasí, de forma que tanto la anchura como la altura de esta y de la nave transversal en la que se encuentra el mihrab son mayores que las de las demás. 

Con una arquitectura austera en su exterior y de carácter cúbico coronado por el perfil curvo de las cúpulas comentadas a continuación. Ambas características marcan el estilo del arte islámico. Podemos apreciar dos cúpulas sobre esta misma nave de acceso. La que se encuentra más al fondo se sitúa sobre el mihrab y la del primer plano está en la entrada cubriendo la zona de acceso sobre el gran arco ya comentado. Ambos elemento enmarcan la portada. La estratégica colocación de estas cubriciones curvas remarca dos lugares importantes de esta arquitectura religiosa.

Retomando la observación de la cúpula en primer plano apreciamos que está apoyada sobre un tambor circular con aberturas, que permiten la iluminación interior, que a su vez se apoya sobre otra estructura cuadrangular también perforada. La situada sobre el mihrab se apoya también sobre una tambor perforado, en este caso octogonal que igualmente apoya sobre una estructura cuadrangular de similares características que la anterior. En diversos lugares de centro del patio con pavimento de mármol encontramos diseminadas restos de lo que parecen ser columnas, así como una especie púlpito.

Para su construcción se utilizaron tanto ladrillo, material más común en la arquitectura islámica, como piedra, de forma que la construcción se encuentra marcada por estos materiales. Las columnas, realizadas en piedra, no son propias del arte islámico sino que como era costumbre, reutilizaron columnas romanas y bizantinas. Por esta razón, encontramos que estos elementos sustentantes son irregulares, tanto en altura como en diámetro, contratiempo que se salvo gracias a la utilización de un cimacio de madera para igualarlos. Esta mezquita de diecisiete naves perpendiculares a la qibla de ocho tramos, posee también un alminar en el lateral también porticado.

 

Deja un comentario