Templo E de Selinunte

El Templo E de Selinunte en Sicilia, pertenece al estilo Severo y con ubicación temporal entre el 450-430 a.C, que se desarrolla en la Época Clásica plena de la Cultura Griega.

 

Observamos un templo, típica estructura arquitectónica de la Grecia Clásica, de estilo dórico, conservado parcialmente. Así, podemos ver, partes básicas de este tipo de estructura como son el esterobato y el estilobato, en la parte derecha del templo o la escalinata de acceso en la zona frontal. Se conservan también las columnas que lo rodean, así lo podemos catalogar de períptero, con seis columnas en la parte estrecha y catorce en la parte larga cubriendo un perímetro de base rectangular, siendo así un templo hexástilo que cumple la regla clásica de que el numero de columnas de la parte larga de la estructura ha de ser el doble más un del número de columnas de la parte estrecha. Estas columnas dóricas arrancan sin basa, componiéndose sus fustes de tambores cilíndricos colocados a hueso y decorados a base de acanaladuras acabadas en estrías en arista viva, observándose en ellas el éntasis típico de este orden. Así mismo podemos advertir, la composición clásica del capitel dórico, con su ábaco y su equino. Se conserva, además, parte del arquitrabe y del friso con sus triglifos y metopas, así como el geisón de la cornisa./p>

Desgraciadamente, la estructura interior no se conserva, pero se ha podido averiguar que se trata de un templo in antis con una estructura interior compuesta por una pronaos que conecta con la cella, que a su vez conecta con el ádyton. En la parte trasera de templo y para guardar la simetría se encontraba el opistodomo. Conocemos también, que fue realizado en piedra caliza sobre dos templos anteriores.

Para llegar a la realización de este templo, que cumple todos los cánones de templo dórico, se ha necesitado una evolución en la arquitectura desde la época arcaica, pudiendo ser otros templos ubicados en esta misma población sus predecesores, véase como ejemplo templo C. Esta evolución es la que ha permitido que nos encontremos ante un edificio equilibrado visualmente, que necesitó para conseguir este efecto el falseo de algunas medidas, no cumpliendo estas una simetría exacta, como es el caso de la medida del intercolumnio entre las columnas de los extremos.

Fotografía principal: creative commons licensed ( BY ) flickr photo shared by queulat00

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »
A %d blogueros les gusta esto: