Thor Battering the Midgard Serpent (1790) Johann Heinrich Füssli

Thor Battering the Midgard Serpent (1790)
Johann Heinrich Füssli

El autor

Johann Heinrich Füssli, dibujante, pintor, historiador del arte y escritor, nació en Suiza pero estableció su residencia en el Reino Unido. Influido por la literatura y el arte inglés del siglo XVIII muestra en su obra lo sublime, aquello que nos despertará un sentimiento que nada tendrá que ver con la contemplación de lo bello. Podríamos tratar de clasificar su obra dentro de una corriente pero nos resultaría imposible, así que observémosla y entendamos lo que con sus pinceles quiso expresar. Para ello nos fijaremos en su obra “Thor luchando contra la serpiente Midgard”, que aunque realizada antes de la llegada del siglo XIX, posee el carácter que caracteriza a este periodo.

El cuadro

Analicemos primero la formalización de la obra. Nos encontramos con composición tremendamente dinámica que con forma piramidal registra una ligera variación de equilibrio registrada por la gran corporeidad de la barca representada que se ve mitigada por el uso de tonos oscuros en la serpiente, así como, por la cadena y por la pequeña imagen de la esquina superior izquierda. Los tonos de fondo equilibran a su vez la composición, del mismo modo que lo hace la representación minuciosa del salpicar de las olas en el lado derecho.

Esta composición y la forma de representar los cuerpos nos muestran como el camino de la pintura sigue aun muy influida por el pasado clásico. Los cuerpos desnudos con una marcada musculatura nos remiten a esa belleza que desde la época romana se viene repitiendo en el arte, a esa belleza que se mostrará dura y poderosa de la misma forma que los cuerpos representados por Miguel Ángel. De igual forma, el monstruo, la serpiente del Midgard, está representado como los seres mitológicos de romanos, como los cristianos. Es una repetición del arte que siempre se ha dado, es una repetición en formas, en composiciones, en la simplicidad de escenarios, en la lucha del bien y el mal, en el héroe. Sin embargo, a pesar de que sus formas nos remiten a lo clásico no lo haceThor Battering the Midgard Serpent (1790) Johann Heinrich Füssli así su tema, la leyenda, el mito que representa.

Nos encontramos con una escena de la mitología nórdica, de la mitología vikinga. Los vikingos, que inicialmente se afincaban en las zonas más septentrionales de Europa, sobre el año 1000 comenzaron sus saqueos que les llevaron a desembarcar en las costas de Gran Bretaña. Con el paso del tiempo se afincaron en las islas británicas y mezclándose con la población pasaron a formar parte de sus orígenes.

En este cuadro, Füssli recupera los mitos de aquella a la que sintió como su patria, y con esto vuelve a la vista al pasado y al espíritu nacional que será característico del siglo XIX. La variación, como ya se ha dicho es ligera, sin embargo el cambio es grande.

Este mito muestra como Thor, uno de los principales dioses del panteón nórdico-vikingo y representación del bien, lucha con la serpiente Midgard, hija de Loki, el dios del caos, el mal. En este episodio mitológico, tras su lucha, Thor hará que Midgard quede atrapada bajo el mar. Cuentan las sagas nórdicas que cuando llegue el Ragnarök, el fin del mundo, la serpiente escapará y será tan grande como para abrazar al mundo y, así, participará de su destrucción.

Situado en la esquina superior izquierda, vemos a Odín, padre de todos los dioses, la figura del dios todo poderoso, la representación de la sabiduría. Si desplazamos nuestra mirada a la derecha en la barca veremos a otro personaje, es un hombre, un hombre del norte. Es un vikingo, que como mandaba la tradición, dirigía sus plegarias a Thor, dios del trueno y de los mares para que si en su viaje naval se encontraba con dificultades, este dios, con cuerpo de hombre y mortal como los habitantes de la tierra, le ayudara y le permitiera así seguir con vida para poder morir en batalla y poder así ascender al Valhala.

La historia aquí narrada por Füssli, no es una muestra de la mitología romana y poco tiene que ver con iconografía cristiana, la historia aquí narrada marca la diferenciación de un pueblo y el orgullo por unos orígenes distintos a los de otros pueblos.


Fotografía principal: flickr photo shared by Imágenes por Temas under a Creative Commons ( BY-ND ) license

Deja un comentario