El Templo de Debod: Un fragmento del Antiguo Egipto en el Madrid del siglo XXI

El Templo de Debod está situado actualmente en el distrito de Moncloa. En origen, se encontraba en Nubia, Egipto, pero gracias a un acuerdo entre nuestro país y el gobierno egipcio, hoy podemos disfrutar de esta joya del Antiguo Egipto.

Historia

El Templo de Debod estaba situado en la Baja Nubia, en el sureste de Egipto. Este templo Ptolemaico fue en origen una capilla dedicada a los dioses Amón e Isis. Fue construida a inicios del segundo milenio antes de cristo por orden del rey meroítico Adikhalamani.

En el periodo Ptolemaico se le añadieron otras dos habitaciones, adquiriendo la apariencia que tiene hoy. Con la conquista de Egipto por los romanos su construcción y su decoración fue completada.

Se situaba en la misma zona que el Santuario de Isis en Philae y cuando este fue cerrado en el siglo sexto después de Cristo, el Templo de Debod fue abandonado.

Mapa Madrid Nubia

Reubicación

Con la construcción de la presa alta de Asuán, muchos monumentos de Baja Nubia sufrieron la amenaza de ser inundados, por lo que la UNESCO decidió hacer un llamamiento internacional para la conservación de estas importantes piezas de arte antiguo.

En 1960, se realizó una campaña de rescate. Se salvaron muchos monumentos y el gobierno egipcio recompensó a algunos países por su ayuda, pero no España como mucha gente piensa. Por el contrario, lo que se cree, Franco pagó por el templo porque quería tener la misma importancia que los demás países colaboradores.

Finalmente, el Templo de Debod llegó a España en 1969 y tras los varios años necesarios para su reconstrucción, se abrió al público en 1972. Desde entonces, España tiene una importante pieza de arte del antiguo Egipto en su capital.

Exterior

Lo primero que podemos ver cuando nos dirigimos al templo son los pilonos. Estas estructuras están pensadas como la entrada al lugar sagrado. Originalmente, el edificio estaba rodeado de muros que cerraban todas las áreas sagradas. Lamentablemente, se han perdido.

Si nos dirigimos a la fachada, disfrutaremos de sus impresionantes columnas, decoradas en su parte superior con representaciones de la flora egipcia local. En el tiempo de Augusto, en el muro que cerraba el espacio entre columnas había un impresionante relieve del rey haciendo una ofrenda a los dioses.

Pasemos dentro de esta joya del arte antiguo.

Relieve del Templo de Debod. Fotografía blanco y negro

Interior

El interior de este templo posee una atmósfera abrumadora que os hará viajar en el tiempo. En su interior, podeís aprender más sobre cómo era el templo, ya que en la segunda planta encontraréis una increíble maqueta de su antiguo aspecto en la ubicación original.

En la habitación de Uabet, podéis sentiros como un antiguo egipcio frente al dios Amón, gracias de una proyección en el interior del nicho donde se encontraba su estatua en el pasado.

Lo más notable en el interior de este templo es la capilla de Adikhalamani en la que aún se conservan relieves datados circa del año 200 a.C.

Planta

Planta del Templo de Debod

El templo de Debod tiene dos pisos. En el nivel inferior, encontramos el vestíbulo, la capilla de Adikhalamani, la sala interior, la capilla naos, las capillas laterales, las criptas, la sala Uabet, el mammisi, un pasillo y la escalera. En el nivel superior se encuentran la Capilla Osiris y la terraza.

¿Quieres Saber más?

Fotografía Nocturna del Templo de Debod

Si queréis saber más os recomiendo que visitéis el microsite que Memoria de Madrid dedica a este templo.

Publicidad

Revista Online - Artealizando, Vive el Arte - nº1