Inicio > SeriesPrehistoria > El Caballo de Vogelherd

El Caballo Salvaje de Vogelherd

El llamado Caballo Salvaje es una escultura de bulto redondo datada entre 35.000 y 30.000 BP. Es una muestra excepcional de las primeras manifestaciones artísticas de Hommo Sapiens. Fue encontrado en el yacimiento de Vogelherd, Alemania, en 1931. Actualmente podemos contemplarla en el Museum Alte Kulturen.

Se trata de una pieza de arte mueble en la que vemos representado un caballo. Con una excelente factura, esta pieza de bulto redondo se encuentra encuadrada en el Paleolítico Superior en periodo Auriñaciense. Es una de las piezas que nos indican el inicio del arte en del homo sapiens, siendo su datación encuadrada entre 35.000 y 30.000 BP.

Esta talla en bulto redondo está realizada en marfil, material propio de la zona de europeo central y oriental, debido a la presencia de fauna como el mamut, que cuenta es su anatomía con importantes cantidades de este material. Como era común, para la realización de esta figura se han utilizado recursos cercanos al hábitat del autor. Para su factura, partiendo de un trozo del material citado, se utilizarían herramientas, posiblemente de sílex, ya sea en forma de buril o lasca, tanto para su esbozado como para los posteriores destalles. Siendo necesario, probablemente, herramientas distintas para cada una de las fases de realización. Resulta factible también, la utilización de técnicas como el pulimento o el desgaste para conseguir dotar a la escultura su acabado final.

En este mismo yacimiento, se encontraron diversas esculturas en bulto redondo en las que se hayan representados felinos, mamuts, bisontes, un posible oso, un rinoceronte y una posible figura humana. Todas estas figuras, incluida la que nos atañe, conocida como el caballo salvaje, están dotadas de minuciosos detalles, además de tener en común la ausencia de patas o el escaso desarrollo de estas. Sin embargo, este caballo salvaje, tiene rasgos distintos a las otras encontradas, ya que, el resto de las figuras del yacimiento se encuentran bien proporcionadas, mientras esta sufre desproporciones en su figura.

Esta escultura se encuadra dentro de la categoría de objetos religiosos, ya que no muestra una clara función de uso, pudiendo ser este cultual o mágico. Como se ha indicado antes, la desproporción de esta figura con respecto a su compañeras de yacimiento puede indicarnos que tenga algún tipo significado especial o mágico.

La excelente y detallista representación de este équido y su clasificación en un horizonte tan temprano, nos indica un nacimiento del arte con una gran calidad y factura, pudiendo resultar paradójico un comienzo con tan altas cotas de sofisticación, frente a otras representaciones posteriores, ya sean de carácter mobiliario o rupestre.

Relacionados

ARtículos relacionados

Ranking y Comentarios

4 2 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments