La belleza como difusión de cultura